Un proyecto de investigación pretende sustituir los semáforos por una app

La universidad de Clemsom, en Estados Unidos, está trabajando en un proyecto que pretende acabar con la presencia de semáforos en la carretera, sustituyéndolos por un sistema de regulación del tráfico basado en una app.

Según los investigadores, esta aplicación estaría conectada a los futuros coches autónomos que pronto circularán por nuestras carreteras. Básicamente, la app funcionará mediante GPS e interconectará a todos los vehículos, de manera que hará detenerse a dichos vehículos en las intersecciones en función de la densidad de tráfico que se produzca en cada uno de los sentidos.

El sistema ya ha sido probado con éxito en el Centro de Investigación de Innovación de Tráfico de Greenville. Atentos a los resultados: con los semáforos tradicionales en un circuito controlado, durante 1 hora, tuvieron que detenerse 1.100 coches; mientras que, con la app desarrollada, solo fue necesario que se detuvieran ¡11 vehículos! Realmente, es una mejora impresionante y podría significar una reducción de los atascos revolucionaria, si en un entorno real la app funcionara con un rendimiento semejante.

Unido a esto, el uso de esta aplicación en lugar de semáforos, supone un ahorro de combustible realmente notable. Al no tener que pararse y posteriormente retomar la marcha, los vehículos reducen su consumo en un 19%, según fuentes de la investigación. Por supuesto, esta reducción del consumo de gasolina, lleva consigo una reducción de la contaminación derivada de las emisiones de los vehículos. Todo parece indicar que el sistema es prometedor, aunque todavía quedan flecos por pulir, como por ejemplo el hecho de que al entorno simulado no se introdujeron peatones. Todavía está por ver cómo funcionaría el sistema cuando se introduzcan personas caminando por las vías.

Danos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *